Con éxito de audiencia se desarrolló el conversatorio ¿Cómo andamos por casa? Teletrabajo y su impacto diferenciado en las mujeres, con el que conmemoramos el Día Internacional de la Mujer.

El Grupo de Trabajo sobre Igualdad de Género y No Discriminación (GTG) de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores (OLACEFS) presentó los resultados de la encuesta sobre el impacto de la pandemia del covid-19 en el personal de las EFS miembros de la OLACEFS en un dinámico conversatorio.

El Contralor General de Chile y presidente del GTG, Jorge Bermúdez, abrió el conversatorio comentando que la rápida adopción del trabajo remoto en casa nos permitió continuar nuestras labores, pero implicó que nuestros hogares se transformaron, también, en escuelas y guarderías improvisadas, provocando cargas desproporcionadas para las mujeres.

Al inicio del webinario se presentó un vídeo para contextualizar y gatillar la conversación, donde se resumieron los hallazgos más llamativos de la encuesta:

El panel contó con la participación de María Victoria Giuletti, coordinadora regional del Programa Ganar – Ganar de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Daniela Santana Silva, coordinadora de la presidencia del Grupo de Trabajo sobre Igualdad de Género y No Discriminación OLACEFS. El mismo fue moderado por Osvaldo Rudloff, director ejecutivo de la OLACEFS,

La representante de la OIT destacó que “las crisis, en general, afectan a los grupos más vulnerables. Las mujeres han sido afectadas enormemente” y añadió que uno de mayores efectos ha sido que muchas de ellas han quedado fuera del mercado laboral y, en caso de haber mantenido sus trabajos remunerados, sufrieron un aumento significativo en el trabajo no remunerado.

Durante la conversación, la coordinadora del GTG detalló los resultados de la encuesta que mostró que en las entidades de la OLACEFS hay equivalencia en el tiempo dedicado a las labores remuneradas (9,7 hrs. diarias), pero que hay una asimetría en el tiempo que las funcionarias dedican a las labores no remunerada. Esta diferencia en el trabajo no remunerado es de 42 horas mensuales, lo que significa que al mes las mujeres trabajan una semana laboral más que los hombres, quienes aprovechan ese tiempo para el ocio y descanso.

Encuentra el informe completo y conoce más del trabajo del GTG en genero.olacefs.com

Revive el conversatorio aquí: