El webinario titulado “Innovación tecnológica para fortalecer el control en pandemia” fue organizado por la Contraloría General de la República de Chile, como Knowledge Partner del 2021 Virtual OECD Anti-corruption and Integrity Forum. La sesión se enfocó en el uso de Tecnologías de la Información (TI) para auditar durante la crisis del COVID-19 y a posterior.

La y los titulares de las EFS de Chile, Finlandia y Emiratos Árabes Unidos (EAU) se reunieron para compartir las experiencias de sus entidades al implementar TI en sus actividades de auditoría, discutir sobre los principales desafíos y riesgos asociados en el proceso e identificar los beneficios de innovar mediante dichas tecnologías para fortalecer el control y la lucha contra la corrupción. El evento contó con 479 participantes de múltiples países, quienes interactuaron activamente con el panel bajo la moderación de Valentina Monasterio, Chairwoman del Comité de Operaciones de Auditoría de la Junta de Auditores de la Organización de las Naciones Unidas.

Jorge Bermúdez, Contralor General de la República de Chile, inició el diálogo presentando el punto de partida de la EFS de Chile para introducir TI en el proceso de auditoría. La EFS logró producir reportes automatizados sobre las acciones del Gobierno de Chile en 2020 para enfrentar la crisis sanitaria, producto de un largo recorrido institucional previo de digitalización de procesos. Enfatizó que “a partir de nuestro Plan Estratégico 2021-2024 nos hemos decidido a introducir el uso de datos, comprometiendo la infraestructura, capacitación y recursos necesarios”.

Tytti Yli-Viikari, Auditora General de la Entidad Fiscalizadora Superior de Finlandia (NAOF por su sigla en inglés), sostuvo que “no se trata sólo de idoneidad técnica. Sin duda, necesitamos nuevas competencias, procesos y una infraestructura de TI adecuada; pero a su vez debemos observar correctamente los procesos de auditoría junto con la perspectiva del cliente que utilizará la información que se produzca. Eso demanda que nuestro personal cuente con capacidades para establecer redes y diálogo con nuestros stakeholders”.

Su excelencia, el Doctor Harib Al Amimi, Presidente de la Entidad Fiscalizadora Superior de los EAU añadió que “el análisis de datos constituye una real innovación para las y los auditores en términos de eficiencia e identificación de riesgos de auditoría. En nuestro caso, hemos sido capaces de limitar nuestras fiscalizaciones en terreno dado que pudimos seleccionar y concentrar nuestro trabajo en los problemas más importantes de cada entidad auditada”.

A continuación puede revisar el registro de este evento: