Sebastián Gil
Gerente de Desarrollo de Capacidades para OLACEFS
Iniciativa para el Desarrollo de la INTOSAI (IDI)

Estimados y estimadas, propongo discutir acerca de los desafíos que para la rendición de cuentas supone la situación actual del COVID 19.

El punto de partida es el documento de reciente publicación “Accountability in a time of crisis: How Supreme Audit Institutions and development partners can learn from previous crises and ensure effective responses to Covid-19 in developing countries”. Se trata de un documento desarrollado en colaboración entre la Iniciativa para el Desarrollo de la INTOSAI (IDI), el Servicio de Auditoría de Sierra Leona (ASSL), la Comisión de Auditoría General de Liberia (GAC) y la Organización Africana de Entidades Fiscalizadoras Superiores de habla francesa (CREFIAF)

Este documento recopila hallazgos y ejemplos de auditorías relacionadas con epidemias y desastres, incluida la crisis del ébola en Sierra Leona y Liberia.

También se identifican posibles acciones que las EFS y sus socios para el desarrollo, pueden implementar para mitigar los riesgos planteados por el Covid-19. La atención se centra en los países en desarrollo, con algunas referencias particulares a los contextos que presentan los mayores desafíos.

Fundamento de la propuesta:

La crisis de Covid-19 es global y tiene un impacto masivo en todos los países en áreas como salud pública, empleo, crecimiento económico y protección social. Se requieren acciones urgentes por parte de los gobiernos, y a veces puede ser difícil equilibrar esto cuidadosamente con la responsabilidad, transparencia e integridad.

Sabemos por pandemias y desastres anteriores que las situaciones de emergencia pueden llevar a la suspensión o elusión de los sistemas de control básicos, combinados con el debilitamiento de los sistemas de rendición de cuentas y la supervisión. Esto puede causar mayores niveles de desperdicio, mala administración y corrupción en un momento en que los recursos del gobierno están bajo presión.

Como respetadas instituciones de supervisión, las Entidades de Fiscalización Superior pueden desempeñar un papel clave en las diferentes etapas de una crisis como Covid-19. Al respecto, las auditorías sobre crisis anteriores – como las abarcadas en el documento referido – proporcionan lecciones claves para auditar en el marco de la crisis del coronavirus.

En líneas generales, y siempre dentro de su mandato y sus prácticas, se entiende que las acciones de las EFS se pueden agrupar en los siguientes roles:

  1. Implementar auditorías adaptadas al contexto vigente;
  2. Brindar asesoramiento sobre normas y reglamentos críticos;
  3. Realizar auditorías en tiempo real sobre adquisiciones para verificar si los fondos se están utilizando del modo y para los fines correctos;
  4. Hacer explícita la persistencia de su responsabilidad sobre las cuentas públicas nacionales – a pesar de la crisis – y su consecuente rol de supervisión general de la administración de la crisis por parte del Gobierno. Ello puede además para generar un efecto disuasorio sobre quienes vean en la crisis una oportunidad para violentar las normativas y controles, contribuyendo de modo indirecto a la salvaguarda de los fondos del gobierno y de los donantes;
  5. En términos de tópicos de auditoría, pueden auditar la implementación de nuevas regulaciones y programas, como el control de infecciones o el estímulo económico, y de ese modo contribuir a acciones gubernamentales efectivas. Esto puede ayudar a identificar posibles casos de fraude, desperdicio y abuso, contrarrestar la información errónea y generar una mayor confianza en la ciudadanía y el gobierno durante una emergencia nacional; y,
  6. Por último, ya con el enfoque propios de la auditoría de desempeño, la EFS puede evaluar la economía, la eficiencia, la eficacia y efectividad del uso de los fondos y de la respuesta nacional a esta situación. Va de suyo que estos informes se pueden contribuir a la rendición de cuentas vertical y horizontal, como a la identificación de lecciones para el futuro.

La consigna del blog es que se abra un espacio de interacción en el que desde el rol, mandato y contexto de las EFS de OLACEFS, intercambiemos ideas y reflexiones acerca de estos posibles roles de las EFS y sus desafíos.

Acerca del autor:

Mg Sebastián Gil es Licenciado y Master en Relaciones Internacionales, Master en Finanzas y Máster en Evaluación de Políticas Públicas.

Docente universitario y consultor especializado en Auditoria de Desempeño y Políticas Públicas. Graduado del Programa Internacional de la Fundación Canadiense de Rendición de Cuentas y Auditoría (promoción 2004/5).

Trabajó en la Auditoría General entre 1994 y 2017, contribuyendo al desarrollo y la práctica en Auditoría de Desempeño.

Desde 2018 se desempeña en la Iniciativa de Desarrollo de INTOSAI (IDI) – con base en la Oficina Nacional de Auditoría de Noruega – como Gerente de Desarrollo de Capacidades para OLACEFS, desde dónde trabaja sistemáticamente con las EFS y con los distintos cuerpos de OLACEFS. En términos de iniciativas específicas coordina la de “EFS en Lucha contra la Corrupción”, participa en la iniciativa “Estrategia, Desempeño, Medición e Informe” (SPMR en su sigla en inglés) y co-coordina la iniciativa “Auditoría Cooperativa de Compras Públicas Sostenibles utilizando análisis de datos” (CASP), primer piloto del Modelo de Auditoría de ODS de la IDI (ISAM), cuyo equipo de desarrollo ha integrado.