El pasado viernes 24 de noviembre, en Asunción, Paraguay, se llevó adelante el seminario internacional: “El Rol de las Entidades Fiscalizadoras Superiores ante los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”. Este propició un espacio de debate ciudadano con la presencia de importantes representantes de las EFS de la región, así como de las Naciones Unidas y la Unión Europea.

El evento fue organizado por la Contraloría General de la República del Paraguay, con el apoyo de la Representación de la Unión Europea en ese país, y en él se discutió sobre las auditorías coordinadas en la preparación para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en América Latina: ODS 2 “Hambre Cero”, y ODS 5 “Igualdad de Género”, así como sobre los desafíos que plantean las ODS y el rol de las Entidades Fiscalizadoras Superiores en la Agenda 2030.  La apertura estuvo a cargo del Embajador Paolo Berizzi de la Delegación de la Unión Europea en el país y del Contralor General de la República del Paraguay, Abogado José Enrique García

Las ponencias estuvieron a cargo de reconocidos expertos internacionales entre los que se destacan la Dra. Aranzazú Guillan Montero, Oficial Senior de la Oficina para Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, Sr. Osvaldo Rudloff, Jefe de la Unidad de Cooperación y Relaciones Internacionales de la Contraloría General de la República de Chile y el Sr. Carlos Lustosa, Director del Área de Medio Ambiente del Tribunal de Cuentas de la Unión del Brasil.

La agenda tiene un carácter de integración, indivisibilidad; los gobiernos tienen que cambiar su forma de actuar, hay que comprender las interacciones entre sus políticas y sus acciones porque muchas acciones interfieren en las otras e impactan positiva o negativamente. Estamos buscando estimular un enfoque integrado de gobierno dijo Carlos Lustosa, al momento de consultarle sobre el impacto de los ODS en las Entidades de Fiscalización Superior y cómo nos posiciona ante la sociedad.

Por su parte, Aranzazu Guillán, manifestó que los países de América Latina en general, son los principales impulsores de la Agenda 2030, incluso jugaron un papel muy activo en el proceso de negociación y en las discusiones intergubernamentales que llevaron a la aprobación, por la tanto estos países están muy comprometidos con el proceso de implementación y lo que vemos son prácticas muy innovadoras en distintos países de la región y en cómo se están preparando con el objetivo de contribuir al desarrollo sostenible de las sociedades de la región.

Comentó además que las Naciones Unidas ha reconocido a través de distintas resoluciones de la Asamblea General el papel de las entidades de fiscalización y la contribución fundamental que pueden hacer a la administración pública, sistemas institucionales más efectivos y eficientes y la ayuda que pueden brindar a los ODS.

Helen Connefrey representante de la Unión Europea destacó la apertura de los países de la región y mencionó los objetivos prioritarios que vienen trabajando desde el Organismo con Paraguay, expresó que el Programa tiene unos 7 años en el país, con el desarrollo de varios temas principales, y como una de las prioridades se encuentra la educación, protección social y el sector privado.

“En Paraguay han tomado una iniciativa muy fuerte, han creado una comisión institucional que incluye el Poder Judicial, el Poder Ejecutivo y en ese sentido hay instituciones del Estado intentando coordinar más y mejor entre todas las demás instituciones del sector público para asegurar una planificación para los resultados, y al respecto dar resultados que alimentan y que responden a los 17 objetivos ODS” expresó Connefrey.

Este seminario se dio en el marco de la Reunión de consolidación de resultados de la Auditoría Coordinada sobre ODS 2, hambre cero, de la Comisión Técnica Especial de Medio Ambiente (COMTEMA) de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores (OLACEFS), cuya presidencia la ejerce la Contraloría General de la República del Paraguay.

Sobre la Agenda 2030

En septiembre de 2015, más de 150 jefes de Estado y de Gobierno se reunieron en la histórica Cumbre del Desarrollo Sostenible en la que aprobaron la Agenda 2030. Esta Agenda contiene 17 objetivos de aplicación universal que, desde el 1 de enero de 2016, rigen los esfuerzos de los países para lograr un mundo sostenible en el año 2030.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son herederos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y buscan ampliar los éxitos alcanzados con ellos, así como lograr aquellas metas que no fueron conseguidas.