El 7 de septiembre de 2017 se organizó el encuentro “Hacia el logro de los ODS-Agenda 2030” en la Auditoría General de la Nación (AGN) de Argentina, donde se analizó el compromiso y los desafíos para alcanzar estos objetivos con importantes personalidades vinculada a la temática.

Participaron de los paneles el Vice Jefe de Gabinete de Ministros, Mario Quintana; el Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en Argentina (SNUA) y representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), René Mauricio Valdés y el Director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), Jorge Todesca.

Ante un Salón colmado de personas -situación que se replicó en el Salón de las Columnas donde muchos otros trabajadores interesados se dieron cita y siguieron la jornada por streaming-, el auditor Jesús Rodríguez, presidente de la Comisión Técnica de Prácticas de Buena Gobernanza dio inicio a la jornada refiriéndose a “los tres procesos que caracterizan la evolución de los asuntos globales de las últimas décadas: la globalización económica, la democratización política y la desigualdad social, implícitos en el sustrato de los objetivos de los ODS”. Rodríguez sostuvo que “el compromiso del Estado nacional junto a   otros 192 países, es una oportunidad para abordar sistémicamente el desafío de concebir al desarrollo como la articulación virtuosa entre el crecimiento económico, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental”.

Por su parte, Mario Quintana celebró el encuentro: “Es importante que la Auditoría General de la Nación proponga este espacio de discusión y diálogo para algo tan importante como la propuesta de la Naciones Unidas que nos propone una agenda para toda la humanidad”.

La Argentina es uno de los 193 países que firmaron esta propuesta de las Naciones Unidades, y en ese sentido el Vice Jefe de Gabinete expresó: “Desde el primer día nos hemos planteado seriamente que esto no sea una formalidad, sino que realmente sea un faro, sobre el cual nos permita alinear las iniciativas prioritarias de nuestro gobierno y que estemos dando cumplimiento a los 17 capítulos que nos plantean los ODS”. En relación a la situación mundial indicó que si bien en términos de pobreza absoluta la humanidad viene dando progresos muy relevantes “todavía hay demasiados hermanos que viven en niveles absolutos de indignidad humana y ese es el primer desafío urgente”. También hizo referencia a la agenda del cambio climático: “Si no revisamos nuestro paradigma de crecimiento y acumulación, en pocas generaciones vamos a tener que estar enfrentando un verdadero desastre”.

Por último, Quintana explicó que desde la Jefatura de Gabinete se está asegurando que todos los Ministerios incorporen a su plan de acción los criterios propuestos por las ODS y expresó que el desafío “es poder darle una sustentabilidad a las transformaciones que la sociedad argentina está exigiendo”.

Del mismo modo, René Valdés, reconoció que en Argentina “la agenda suscita enorme interés y entusiasmo de muchísimos sectores. Hemos tenido oportunidad de reunirnos con el sector privado, sindical, cultural, con las universidades y con las organizaciones basadas en la fe y observamos que están haciendo un trabajo muy interesante”. Al finalizar su exposición, el representante del PNUD, recordó que la agenda también plantea elementos como el de las instituciones públicas eficaces y transparentes e hizo un llamado a la unificación: “No es posible avanzar en este aspecto en países en continuo conflicto”.

A su vez, Jorge Todesca explicó que “en marzo de este año la Comisión de Estadística aprobó el Plan de Acción Global” y que “el INDEC participa del grupo que va a tener la misión de reimpulsar internacionalmente el desarrollo de los indicadores”.En relación a los ODS sostuvo que “nos hemos propuesto ser colaborativos en la construcción de la arquitectura estadística internacional y particularmente en la arquitectura de instrumentación de los ODS”.

El presidente de la AGN, Oscar Lamberto, tuvo a su cargo el cierre del encuentro y en su discurso se refirió al proceso como “un desafío” y a la necesidad de “adecuar la casa para ser útiles a la medición de los ODSTenemos la gente capacitada internacionalmente, la decisión política, la obligación institucional”. Lamberto finalizó su exposición remarcando que “hoy estamos iniciando una nueva etapa, que es el vínculo con el auditado porque, centralmente, la Auditoría también es un trabajo de colaboración. Estamos para hacer un mejor Estado y para eso hace falta un trabajo en conjunto. Estoy convencido que el control sirve si lo toma la gente en sus manos, para que tome decisiones y es por eso que los ODS van a atravesar toda la casa. Van a estar presentes en toda la auditoría”.