El lunes 9 de diciembre se dio inicio a la instancia más importante de la Organización.

Con la asistencia del Presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, el Presidente de la OLACEFS y Presidente del TCU, Augusto Nardes, junto al anfitrión del evento, el Secretario Ejecutivo de la OLACEFS y Contralor General de la República de Chile, Ramiro Mendoza, dieron inició a la XXIII Asamblea General Ordinaria de la OLACEFS.

La actividad contó con la asistencia de más de 100 representantes de Entidades Superiores de Control de unos 20 países, entre ellos el ministro Augusto Nardes, presidente de OLACEFS y del Tribunal de Cuentas de Brasil; el Director General de la Oficina Nacional de Auditoría de China, Zhou Weipei; y la Directora de Planificación Estratégica de la Organización Internacional de Entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI), Mónica González-Kloss… Además de representantes de diversos organismos internacionales de cooperación técnica como el BID, Banco Mundial, Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GIZ) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), entre otros.

Con un amplio llamado a fortalecer la solidaridad y cooperación regional en la lucha anticorrupción, fomentar la probidad y apoyar a la buena gobernanza, se inauguró la XXIII Asamblea General Ordinaria de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores, OLACEFS.

En su discurso de bienvenida, el Secretario Ejecutivo de la OLACEFS y Contralor General de la República de Chile,  Ramiro Mendoza,  valoró la presencia de los actores participantes, y puso de relieve la importancia del intercambio y colaboración entre los países. Al cumplirse 50 años de la fundación de OLACEFS y coincidente con el Día Internacional contra la Corrupción, abordó las grandes transformaciones del sector público en todo el mundo, desde una lógica de burocracia clásica a una con Estados más ágiles, abiertos y transparentes pero con mayor responsabilidades.

Enfatizó que “la sociedad civil exige no sólo ser beneficiaria de políticas públicas, sino también participar en su diseño, ejecución y evaluación, y uno de los campos donde los ciudadanos exigen también participar es en la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento de la probidad”.

Al intervenir, el Presidente de la República de Chile, Sebastiano Piñera, reflexionó sobre el rol clave  de la transparencia y probidad para mejorar la eficiencia del sector público. Destacó que en esta parte del continente convive una amplia diversidad pero con una historia común y “un futuro que está golpeando nuestras puertas”. Los países, añadió, deben estar a la altura para responder a las necesidades y demandas sociales.

El Mandatario planteó que el desafío más inmediato para los Estados es ser cada vez más transparente, cercano y eficiente en su relación con los ciudadanos, quienes tienen derecho a saber en qué y cómo se usan sus impuestos y los recursos públicos. De esa forma, agregó, se fortalecen las democracias y sus instituciones, se promueve el control social, se incentiva la participación ciudadana y se estrecha la probabilidad de malas prácticas y arbitrariedades. “En una sociedad libre y democrática como la nuestra, el Estado tiene una tremenda responsabilidad y los ciudadanos tienen derecho a saber qué hacen las autoridades que eligen con sus votos y en qué se gastan los recursos que financian con sus impuestos”, indicó.

En representación de la presidencia de INTOSAI, el Director General de la Oficina Nacional de Auditoría de China, Zhou Weipei, aseveró que Latinoamérica es un punto muy alejado, pero cada día se conecta más al mundo. En ese contexto, el intercambio comercial, científico y tecnológico se suma a la creciente colaboración y trabajo conjunto en la lucha contra la corrupción y las auditorías nacionales a escala global.

En su discurso inaugural, Augusto Nardes, presidente de OLACEFS, invitó a sumarse al diálogo e integridad regional, convertir a la Organización en un referente y líder mundial y aseveró que el desafío es mejorar el desempeño efectivo de sus EFS miembros y avanzar en las auditorías coordinadas. Estas medidas, precisó, serán relevantes para estructurar una buena gobernanza en los países integrantes y reflejarlo en una mejor atención y respuesta a las necesidades ciudadana