La corrupción no es sólo un fenómeno económico que afecta el crecimiento de las naciones sino que además, “socava la democracia”. Así lo manifestó el Contralor General de la República de Chile y Secretario Ejecutivo de OLACEFS, Jorge Bermúdez, en la apertura del Workshop “Digital Government, Integrity Policies and Corruption Prevention Mechanisms in APEC Economies”, realizado este miércoles 27 de febrero, en la ciudad de Santiago de Chile.

Esta actividad se desarrolló en el contexto de las reuniones de trabajo de APEC 2019 (¿Qué es APEC?) y fue organizada por el Ministerio Público de Chile, quien lidera las actividades del Grupo de Trabajo sobre Anticorrupción y Transparencia del citado Foro.

En la inauguración de la actividad, el Contralor chileno planteó que la corrupción es como un “el cáncer que afecta a la democracia”, la cual de acuerdo a la realidad actual “es la mejor forma de gobierno que conocemos” y la única donde se respetan los derechos humanos.

Para enfrentarla –indicó– se deben considerar tres aspectos fundamentales; el primero de ellos es la acción preventiva, donde las Entidades Fiscalizadoras Superiores juegan un rol fundamental. El segundo elemento es la colaboración, a través del trabajo de fortalecimiento de las instituciones y del estándar ético del sector privado, porque las faltas a la probidad tienen dos caras, “la pública, que se deja corromper; y la privada, que quiere obtener esa ventaja”, sentenció. Ya el tercer elemento es parte del trrabajo fundamental de control externo, el que “debe ser preventivo, concomitante y también a posteriori”. La autoridad planteó que el control, a pesar de ser muy resistido, es primordial para la vigencia de la integridad.

La sesión 3 del taller se denominó “Best practices in controlling and/or supervising corruption acts through transparency systems to promote social accountability” en la que se además del Contralor Bermúdez, se contó con la presencia del Contralor General del Perú y Presidente de OLACEFS, Nelson Shack, además de la representante de la UNODC, Cnadice Welsh.

La presentación del Contralor Shack giró en torno del nuevo enfoque de control gubernamental que viene implementando la EFS a su cargo, mediante el control en tiempo real o concurrente, que mediante una evaluación de riesgos y con el apoyo de equipos multidisciplinarios permite anticiparse a la ejecución de actos de corrupción o mal uso de recursos públicos. Asimismo, destaco la política de transparencia que viene aplicando la CGR-Perú con la publicación de la totalidad de sus informes de auditoría, una vez que estos son oficialmente emitidos, así como al acceso amigable a información sobre control para la ciudadanía, quien actúa como un aliado en el proceso de control gubernamental.

Por su parte, el Contralor chileno se refierió a las estrategias de lucha contra la corrupción desde Chile destacando el uso del análisis de datos y Big Data como importantes herramientas de control. Además, destacó la necesidad de mejorar el modelo de comunicación tradicional, por uno más ajustado al lenguaje (verbal, escrito y visual) actual, en el que la CGR-Chile se ha embarcado durante el último tiempo, como un método de contacto que permita acercar a la ciudadanía como aliado en la lucha contra la corrupción. En esa línea destacó también el esfuerzo más allá de la ley que esa EFS viene realizando en materia de transparencia, mediante la creación de un portal de transparencia proactiva en el que se expone públicamente la gestión presupuestaria instituacional, informándose cuánto y como se ha gastado el presupuesto anual.

Con posterioridad, la sesión 5 del taller, sobre Gobierno Digital, también contó con un representante de nuestra organización regional, ya que la misma fue moderada por Osvaldo Rudloff, Jefe de Cooperación y Relaciones Internacionales de la Contraloría de Chile y Director Ejecutivo de OLACEFS.

Una de las principales conclusiones del taller organizado por el Grupo de Trabajo Anticorrupción y Transparencia de APEC fue la de que la transparencia en sí misma no es suficiente. Actualmente existe la necesidad de promover conductas de probidad al interior de las instituciones, así como también capacitaciones que permitan disminuir la comisión de delitos, asociados al desconocimiento y falta de capacitación de funcionarios. Para finalizar la jornada se definieron los principales desafíos sobre los que se debe continuar trabajando y que, actualmente, guardan relación con el escenario actual y la pérdida de confianza que las personas señalan respecto de las distintas empresas, tanto privadas como del Estado, emanada de los recientes casos de corrupción descubiertos.

Para mayor información puede consultar:

Presentación de la EFS de Chile

Presentación de la EFS de Perú

Galería de Imágenes